lunes, 30 de mayo de 2011

Pipeo

     Aquí viene una muestra de la gastronomía de mi pueblo, Casarabonela. Este es un plato típico de aquí, según dicen no se conoce que se haga en otros lugares, por lo que los moriscos  (gentilicio de mi pueblo) estamos orgullosísimos de él.  Parece ser que su nombre viene de  las pipas de las habas, que son ingrediente principal junto con la lechuga. Sí, has leído bien, lechuga cocinada.

     Es una olla con ingredientes del campo, solo con verduras y que se suele hacer en la época que están disponibles los ingredientes necesarios para ello, aunque en los bares y restaurantes suelen hacer acopio de pipas de haba congeladas para poder preparar este plato todo el año. Hay quien también le añade guisantes y alcachofas. Yo traigo el más simple y más humilde, acompañado solo de sus tortillitas y para comer junto con unos cascos de cebolla cruda o unas hojas de lechuga "del terreno" bien lavadas.

     Ay que ver, yo que de pequeña le hacía ascos al Pipeo ... No sabía lo que me estaba perdiendo!!!

    
PIPEO



Ingredientes para el Pipeo: 
  • 2 lechugas de hoja de burro
  •  1/2 Kg. habas desgranadas
  • 1 hoja de laurel
  • 12 almendras
  • 3 dientes de ajo
  • 1 rebanada de pan cateto
  • 1 cebolla
  • aceite de oliva
  • una cucharadita de pimentón dulce
  • sal
  • 1/2 guindilla (opcional)
    Ingredientes para las Tortillitas:
  • 250 g. pan rallado, no vale el que se compra ya rallado, hay que hacerlo a mano
  • 4 o 5 huevos
  • un diente de ajo
  • perejil picado
  • sal

Manos a la obra!!

     Lavamos las hojas de lechuga una por una y las picamos como para ensalada, en trozos de unos 2 cm. Desgranamos las habas.
     Llenamos una olla de agua a la mitad, cuando el agua esté templada le echamos la lechuga y las habas. Dejar cociendo a fuego suave.

     Mientras tanto poner una sartén al fuego con un chorro generoso de aceite de oliva, freír los ajos y las almendras y reservar. En el mismo aceite freír la rebanada de pan. Triturarlo todo en el mortero (o batidora de mano) e incorporar a la olla.

     Picar la cebolla muy menuda y freírla en el mismo aceite hasta que esté transparente, añadir el pimentón y la guindilla, si se pone, darle una vuelta con la cuchara de palo y volcar en la olla, poner la sal. Mantener a fuego suave, dejando cocer, hay que tenerlo aproximadamente 40 minutos. 

     .... Y mientras hacemos las tortillitas.
    Batimos los huevos, les añadimos la sal y  el diente de ajo y el perejil picados muy finos. Añadir pan rallado hasta hacer una masa ligera, tiene que quedar como una bechamel espesa.

    Ponemos aceite de oliva en una sartén honda y cuando esté caliente vamos echando cucharadas de la masa, de una en una, dejamos que se doren bien, sacamos y escurrimos sobre papel de cocina.
     Incorporamos las tortillitas de pan a la olla en los últimos 5 minutos de cocción.



 A disfrutar con este platazo!!!!



    

     

    11 comentarios:

    1. Carmela solo me falta un buen trocito de pan, pero si quieres lo pongo yo. Un beso

      Te sigo desde ahora y volveré.

      ResponderEliminar
    2. Hola, he caido en tu blog a través de otro. Como me gusta lo que veo, pues me quedo por aquí, ojeando el resto de tus recetas. Un besin

      ResponderEliminar
    3. Que ricoooooo, voy con la cervecita que trini ya lleva el pan, un beso.

      ResponderEliminar
    4. Un plato bien rico que no conocía.

      Me ha encantado tu blog así que me quedo por aquí siguiéndote.

      Besitos

      ResponderEliminar
    5. Trini, oscapacai, Carolina, Lorelai ... vale, ya me habeis sacado los colores!! Gracias por vuestros comentarios.
      Si que es verdad que la cervecita y el pan le pegan sí ... jeje
      Besos!!

      ResponderEliminar
    6. Veo que ya está la mesa preparada para comer! nunca había visto éste plato y parece que por los ingredientes que tiene promete ;)

      Un beso Carmela. Muuuuuua

      ResponderEliminar
    7. Suele pasar, verdad? de niños no nos gustan cosas a las que llegamos ya de mayores aunque las hayamos conocido desde siempre.
      No había oido jamás de este plato, aunque estando en Gijón tú me dirás... ;-) pero parece algo relativamente sencillo y me haría ilu probarlo en casa.
      Besinos!

      ResponderEliminar
    8. Mira tú que curiosa receta, la verdad, yo no lo he escuchado nunca, pero estaría dispuesta a probarla si tú me invitas,je,je.
      La verdad es que este año está todo muy verde, y llenito de agua. Seguro que Cuenca te encantaría, es preciosa y sobre todo los parajes que la rodean.
      Pero vamos, que tambien te recomiendo visitar "Las tablas de Daimiel"(cerquita de mi pueblo)que son de Ciudad Real, pues están llenitas de agua como hace mucho que no estaban.
      Un besazo.

      ResponderEliminar
    9. Pues nada, quedais invitadas a comer Pipeo en mi casa en cuanto queráis!!!!!
      Ana Mª en Cuenca he estado aunque me encantaría volver, las Tablas de Daimiel las tengo pendientes, y desde que las ví el otro día tan rebosantes de agua y de verdes más.
      Besos!!!!
      Y gracias por vuestros comentarios!!

      ResponderEliminar
    10. Estaba viendo las recetas que se presentan al concurso del blog de Dae y he visto tu blog, así que aquí me tienes visitándote y como tienes unas recetas muy interesantes, con tu permiso me hago seguidora.

      Buena suerte en el concurso!

      Un abrazo.
      GustoCocina - María G.

      ResponderEliminar
    11. Que buena receta, madre mia!!!! voy a ver si la hago (por probar)

      Tienes un seguidor mas.

      Un abrazo.

      ResponderEliminar

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...